Cómo cultivar relaciones saludables

por Blog0 Comentarios

Es mucho lo que podemos averiguar de nosotros a través de las relaciones.

Tanto las relaciones como el afecto pueden ser paterno filial, de amigos, de hermanos, pareja, …Y toda persona pude poner los medios para aprender, mejorar e intensificar su capacidad de amar. Pero a veces no es una tarea fácil, porque a menudo hay que sobrepasar ciertos obstáculos como por ejemplo, el afán de posesión, los celos, las expectativas, las impresiones y exigencias, los reproches, el anhelo de ser considerado y afirmado, la necesidad de ser centro de atención, el resentimiento…toda una variedad de situaciones que nos exponen y nos ofrecen la oportunidad de conocernos más y de aprender. Se podría decir que es en las relaciones personales donde uno se encuentra a si mismo a través del otro.

Las relaciones sentimentales son las relaciones por excelencia para que surjan conflictos, tensiones y frustraciones que resientan el vínculo afectivo es un escenario perfecto para que cada uno de los integrantes que forman la pareja, pongan tarde o temprano de manifiesto sus aspectos y recursos personales. Dos personas que paralelamente viven su propio recorrido con todo lo bueno que supone, pero también con posibles heridas que no se han sanado, desajustes emocionales, experiencias complicadas, y con todo este bagaje dos personas se encuentran.

Con frecuencia suele ocurrir en los conflictos de pareja, que entre ellos no se llegue a un entendimiento porque en realidad cada uno está metido en su propia historia expresando a su niño herido, cada uno está viviendo una escena de su infancia, reclamando a su papá o a su mamá diferentes cosas. Y el otro no puede dárselas porque también esta reclamando lo suyo, por tanto se produce el desencuentro y la falta de entendimiento. Suele ser una dinámica muy presente en los conflictos de pareja, por eso mismo en muchas ocasiones es mucho más fácil poder transformar y escoger otros caminos de actuación si somos conscientes de donde nacen ciertas actuaciones, reacciones, decisiones que tomamos…sanando aquello que nos produce malestar.

Algunos aspectos a tener en cuenta para mantener relaciones más sanas son la incondicionalidad y la aceptación consciente hacia el otro, amor por la persona tal como es, sin necesidad de “inventarla”, “idealizarla”, o que sea “la salvación” para satisfacer las propias carencias emocionales. Activar nuestra parte más adulta y madura, cuidando y al mismo tiempo poniendo límites a nuestro niño herido que con frecuencia se alimenta y entra en exigir al otro, en juzgar, en necesitar que el otro haga o deje de hacer porque si no jamás me voy a sentir bien, en reaccionar más que en actuar desde el momento presente..

Que predomine un diálogo desde nuestro ser y desde nuestro sentir más autentico y no desde un ego inconsciente, acompañado de infinitas creencias limitantes, rígidas, sobre ti mismo, sobre lo que se supone que está bien o es normal, sobre lo que se debe y se tiene que hacer , sobre luchas de poder, estas dinámicas nos alejan mucho de la clave real para poner punto y final a muchos de nuestros comportamientos y actitudes que sólo llevan a más dolor, distancia y poca sinceridad con uno mismo.

En toda relación de afecto es positivo respetar y cuidar el espacio del otro, el de uno mismo, y el que se crea entre los dos, una sana interrelación y no del afán de dominio y de control hacia el otro.
La relación afectiva debe ir evolucionando en consonancia y debe ser de recíproca ayuda.
Sanar la relación con uno mismo soltando la dependencia emocional y el apego.

Aprender a relacionarse desde la independencia, para que la relación sea el encuentro de dos seres libres que desde su autonomía deciden unirse.
Servirse de la sinceridad con palabras amables y desde la ternura
Desplegar nuestras emociones más sanas como son la generosidad, compasión, alegría, y la paciencia.

Considerar que toda relación es dinámica y puede modificarse,  el camino de una relación pasa por múltiples estados y ciclos, y eso es una realidad que hay que tener muy presente. Momentos de más distanciamiento, de mayor recogimiento con uno mismo, ciclos donde hay más ganas de compartir con el otro, de más entendimiento, de mayores conflictos…una infinita variedad que resulta cuanto menos entretenido.

Si cuidas de ti mismo, cuidas de los demás; si cuidas de los demás, cuidas de ti mismo. Tener relaciones más saludables nos proporciona calma y serenidad y es un aprendizaje que merece la pena seguir y poner nuestra atención y voluntad para poder crear en la relación afectiva vínculos sanos que permitan que aflore lo mejor de nosotros y del otro.

Es fundamental que lo que hagamos y con quien nos relacionemos nos sume, nos amplíe y nos haga sentir llenos y contentos

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Avance Política de Privacidad RGPD Responsable: Identidad: Arancha Echávarri Martinez – NIF: 51092846W Dir. postal: Josefina Aldecoa 21, 28055, Madrid Teléfono: 646852425 Correo elect: info@echapsicologia.es “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado, realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Arancha Echávarri Martinez estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Información ampliada.

Libros recomendados

· CARVAJAL, Jorge; El arte de ser uno mismo, México, 2008.

· DYER, Wyne W.; El poder de la intención: aprende a usar tu intención para construir una vida plena y feliz, DEBOLSILLO, 2010.

· FRANKL, Viktor E.; El hombre en busca del sentido último, Herder, Barcelona, 1946 (1ª ed.)

· FROMM, Erich; El arte de amar, Paidos Ibérica, 2007.

· AUGER, Lucien; Ayudarse a sí mismo: una psicoterapia mediante la razón, Sal Terrae, 1997.

· TOLLE, Eckart; El poder del ahora, Gaia, 2007 (6ª ed.)

· JAMPOLSKY, Gerald G., HOPKINS, Patricia y THETFORD, William N.; Adiós a la culpa: la magia del perdón, Los Libros del Comienzo, 2009 (12ª ed.)

· BUCAY, Jorge y SALINAS, Silvia; Amarse con los ojos abiertos, RBA, 2003.

· HAY, Louise L.; El poder está dentro de ti, Books4Pocket, 2007.

· KUBLER-ROSS, Elisabeth; La muerte: un amanecer, Luciérnaga, 2008.

· HAY, Louise L.; Vivir, Urano, 1995.

· FORD, Debbie, El secreto de la sombra, Obelisco, 2009.

ACERCA DE

HORARIO

Lu – Vi: 10:00 AM – 20:00 PM
Sabado y Domingo: Cerrado

CONECTAR

Call Now Button

Pin It on Pinterest

Share This